Primeros migrantes cruzan de México a EEUU

 Un primer grupo de 25 migrantes que se hallaba en México cruzó este viernes hacia Estados Unidos para continuar con su trámite de solicitud de asilo como parte de la nueva política migratoria del presidente demócrata Joe Biden.

Los migrantes pasaron en un autobús desde la ciudad mexicana de Tijuana (noroeste), fronteriza con la estadounidense San Diego, con el acompañamiento de personal del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), constató un periodista de la AFP.

Un oficial a cargo de un albergue para migrantes en San Diego confirmó de su lado que esas personas estaban ya albergadas en un hotel.

El viernes quedó oficialmente desmontado el programa de Protección al Migrante (MPP en inglés), implementado por el expresidente Donald Trump y que obligaba a los solicitantes de asilo a permanecer en México mientras esperaban respuesta de cortes estadounidenses.

En la puerta fronteriza del sector El Chaparral, en Tijuana, numerosos migrantes pasaron la noche a un lado del cerco de barrotes que marca la frontera entre México y Estados Unidos.

Cuando se acercaba el momento de que abrieran las puertas, había unos 500 migrantes. De ellos, un centenar eran centroamericanos y el resto haitianos.

Pero la gran mayoría reconocieron que no habían iniciado trámite alguno ante Estados Unidos, por lo que no serían beneficiarios inmediatos de la política implementada por Biden.

La hondureña Nelly Maribel Cabrera consiguió por momentos cruzar la puerta fronteriza gracias a que llevaba sus documentos para una audiencia el viernes en la corte, que finalmente fue aplazada para el próximo miércoles.

«Confío en el nuevo presidente, en que me escuche y me ayude porque ya tengo dos años acá», declaró Cabrera a la AFP tras ser devuelta a México.

Tras cruzar la frontera, los inmigrantes, que habían sido censados previamente por organizaciones en México, fueron llevados a la sección de oficinas del puesto fronterizo para tramitar su ingreso a suelo estadounidense.

En paralelo, este viernes comenzó un proceso de registro virtual de las personas inscritas en el programa y que aguardan en México a sus citas con jueces migratorios estadounidenses.

Se espera que la próxima semana se amplíe la atención en los puntos fronterizos en Brownsville y El Paso, ambos en Texas.

El migrante Félix Banegas es uno de cientos de hondureños enviados a Tijuana bajo este programa y que ahora tienen una oportunidad de continuar legalmente con su caso en territorio estadounidense.

En una entrevista con Telemundo, el hondureño narró que lleva dos años varados en Tijuana bajo el MPP.

“Es una alegría enorme porque a pesar de todo lo que hemos pasado en la frontera hay un camino”, expresó el migrante hondureño. (AFP/EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *