Al menos 57 muertos en bombardeos más mortíferos de Israel en Siria desde 2018

Al menos 57 soldados y combatientes partidarios del régimen de Damasco murieron en bombardeos israelíes en el este de Siria el miércoles al amanecer, según un nuevo balance suministrado por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Según esta ONG, se trata de los bombardeos más mortíferos perpetrados por Israel desde el inicio de la guerra en Siria en 2011. Desde entonces, Israel ha realizado centenares de ataques aéreos contra las tropas gubernamentales, combatientes iraníes y milicianos del Hezbolá.

En Israel, un portavoz del ejército se negó a comentar estas informaciones, registradas por el OSDH y confirmadas por la agencia oficial de prensa siria Sana.

En las últimas semanas, los bombardeos atribuidos a Israel en este de Siria se intensificaron. En esta zona, en la provincia de Deir Ezzor, fronteriza con Irak, actúan milicias formadas por milicianos extranjeros apadrinados por Irán acérrimo enemigo de Israel.

En los ataques el miércoles murieron 14 miembros de las fuerzas del régimen y 43 milicianos de grupos proiraníes, entre los que había 16 iraquíes y 11 afganos, pertenecientes a las Brigadas de los Fatimides, según el Observatorio.

Los blancos fueron depósitos de armas y posiciones militares en los alrededores de la ciudad de Deir Ezzor y en los desiertos de Bukamal y Mayadin, según el OSDH.

– «Vigilando» –

Según el OSDH, las brigadas de Fatimides habían trasladado y descargado en los últimos días en esta zona, procedentes de Irak, cargamentos de armas fabricadas en Irán.

Según el director del OSDH, Rami Abdul Rahman, se trata de los ataques israelíes «más mortíferos» desde que estalló el conflicto en Siria hace diez años.

En junio de 2018, bombardeos similares en esta misma zona, mataron a al menos 55 combatientes progubernamentales, entre ellos iraquíes y sirios.

«Seguimos vigilando todas nuestras fronteras. Hemos actuado y seguiremos actuando contra quienes intenten desafiarnos», dijo el martes Benny Gantz, ministro israelí de Defensa. «No estamos sentados, esperando», agregó.

La agencia Sana informó de bombardeos israelíes nocturnos en el este del país sin ofrecer más detalles. «A la 1H10 de la madrugada (del miércoles, 23H10 GMT del martes), el enemigo israelí realizó una agresión aérea contra la ciudad de Deir Ezzor y la región de Abu Kamal», informó el medio, citando una fuente militar.

Ya el martes, aviones no identificados habían efectuado varios bombardeos en la región de Bukamal, matando a 12 combatientes de milicias proiraníes, según el Observatorio.

Esta escalada se produce en un momento en que, según los expertos, el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, e Israel podrían estar incrementando la presión sobre Irán y sus aliados regionales.

«En un momento en que la administración Trump tiene los días contados, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu intenta causar tanto daño como sea posible en Siria a los Guardianes de la revolución» iraníes, dijo el analista político Nicholas Heras.

Israel ha dicho en diversas ocasiones que no permitirá que Siria, país fronterizo, se convierta en una avanzadilla de las fuerzas iraníes.

En 2020, Israel bombardeó medio centenar de objetivos en Siria, según un informe anual que publicó a finales de diciembre el ejército israelí.

La guerra en Siria ha causado en 10 años más de 380.000 muertos y ha forzado a millones de personas a abandonar sus hogares. AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *