familias del norte de Honduras claman por ayuda

El calvario sigue para unas 10 mil familias en tres colonias en La Lima, el agua no baja y cada día la esperanza de volver a sus casas para el 24 se esfuman. Todavía tienen pesadillas con Eta e Iota.

Las familias en las colonias Jerusalén, Santa Isabel y Guaymuras continúan con difícil acceso hacia sus viviendas y además carecen de energía eléctrica y agua, además hay varias casas en ruinas.

Están pidiendo que les pongan más atención o de lo contrario, se llegará a Año Nuevo y todavía seguirán viviendo a la intemperie.

Urgen de equipo especial para sacar el agua estancada y maquinarias para sacar el lodillo y los escombros que quedaron, afuera en las calles, como lo que está adentro de las casas.

Además, ocupan de personal especializado, como médicos y psicólogos, pues hay muchos que ya perdieron el sueño, el apetito y otro grupo solo pasa llorando y se sienten en la incertidumbre.

Muchos tienen miles de preguntas, «¿Qué nos pasó?, ¿Qué voy a hacer?, ¿Por qué a mí?, entre otras».

Dirigentes y vecinos de las colonias Céleo Gonzales y Planeta, la pasan muy diferente, pues aplaudieron la llegada de la maquinaria de limpieza del programa presidencial No Están Solos, que avanza por los sectores afectados por las inundaciones provocadas por el río Chamelecón, en las zonas bajas de San Pedro Sula.

El ministro de Plan de Nación, Mario Pineda, encargado de las operaciones de limpieza en el Valle de Sula, platicó personalmente con la población, líderes y presidentes de patronatos para coordinar las acciones de limpieza en el sector con el fin de que antes de finalizar el año las localidades estén despejadas en un 100%.

Fuente: La Tribuna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *